Es la CULTURA, Hombre! (O Mujer!)

Por Ricardo Bäcker

EL USO DE LA TECNOLOGÍA MÁS QUE LA TECNOLOGÍA

Un director técnico de fútbol dice que “la clave del éxito no es tener los mejores jugadores, sino cómo se los usa”.

Cuál es hoy un gran desafío de las empresas? Es lograr que se use la tecnología que está fácilmente disponible a precios razonables, para hacer crecer el negocio  de manera tal que evite que otros fagociten parte del mismo por usarla mejor. Para eso es imprescindible adaptar el estilo de Management para que el cambio que permite la tecnología digital ocurra de manera transformadora.

Al revés que antes, cuando el desafío era cómo adquirir tecnología cara para que el negocio progrese, ahora la tecnología va por delante del negocio, y quien la aprovecha mejor, gana aunque tenga menor capacidad financiera .  El tema no es la disponibilidad, sino el uso. Lo que se hace de innovador con esa tecnología. Y la velocidad con que se hace. Y cuando se habla de uso, se habla de gente. Es la gente la que va a concebir y desarrollar la nueva forma de hacer el negocio, y la cultura es el ambiente que se crea que permite que esa gente y sus ideas florezca o se marchite, que adquiera velocidad o no el proceso de innovación.

LA GENTE CRÍTICA, “MANDA”

Y esto nos trae a otro factor crítico: quienes más pueden ayudar a usar la tecnología, se han convertido en un recurso escaso. La guerra por esos talentos está en pleno desarrollo. Y como tal, quitan libertad a las empresas en determinar las políticas que los rigen, porque lo que manda, como en todo orden, es el mercado (atención con querer imponer presencialidad sin propósito).

QUE SIGNIFICA EN LA PRACTICA, LA CULTURA?

Encuentro el caso, como consumidor, que mientras una conocida empresa de venta de productos me decía por teléfono que sus vendedores estaban ocupados y que dejara el número que me iban a llamar si podían (nunca pudieron porque nunca me llamaron) yo compré en 20 minutos, y durante el fin de semana, fuera de hora,  más barato y mejor por internet.

En esta empresa, lo que falla es la cultura, no la tecnología.

Lo que ha cambiado drásticamente es el costo de no tener la cultura adecuada. La misma cultura que se predica como “Cultura de los Equipos de Alto desempeño” es la que en muchos aspectos hoy en dia no es un “lujo” sino que es imprescindible para instalar una transformación digital:  el alineamiento de la organización detrás del propósito, el funcionamiento en equipo, las transformaciones ejecutadas a través de proyectos que cruzan areas, la delegación, la confianza y predisposición para poder trabajar en equipo para poner al consumidor en el centro, y, por sobre todo el contar con personas que puedan proponer innovaciones y la generación de los espacios para que se los escuche y sus ideas “lleguen”. Y con un respeto por las ideas de diversidad y de cuidado del planeta. Esto es lo contrario de las culturas centralizadas, verticalistas y excesivamente “respetuosas”.

Por qué es esto crítico? Porque el riesgo no viene de los competidores tradicionales, a velocidad tradicional, viene de los lugares menos pensados, con arrolladora velocidad.

Y justamente se da, en nuestro mercado, por ejemplo, que la empresa lider en e-commerce, no solo ofrece tecnología, sino que a través de una cultura muy cuidadosamente definida, implementada y conservada, acrecienta su liderazgo día a día frente a empresas que estuvieron en el mercado mucho antes, y con más recursos…en su momento.

Incluso, en la profesión de Busqueda de Ejecutivos, antes el Headhunter podía tener un rol pasivo nutriéndose de lo que había acumulado de relaciones, y hoy es una profesión proactiva que usa la tecnología, que iguala a todos, pero surge un nuevo diferenciador que es cultural:  entender y evaluar la cultura  de las personas que pueden ayudar a las empresas a hacer un salto cuántico.

POR DONDE EMPIEZO?

Muchos altos ejecutivos saben del tema, o creen que saben, pero se preguntan “ya sé que Cultura Digital es la palabra, estamos haciendo cosas, pero no tengo la seguridad que esté haciendo aquello que va a permitir marcar una diferencia sustentable, y no sé por dónde empezar”.

La respuesta es simple: lo primero es asegurarse la transformación y alineamiento del equipo de liderazgo, que será el responsable de diseminar la cultura, logrando que se lidere incentivando la creatividad, se trabaje en equipo, se tomen decisiones rápidamente y mirando el mundo por el parabrisas y no por el espejo retrovisor.

Llevamos años trabajando en implementar estas nuevas culturas, pero  ahora vemos que dejan de ser algo “para mejorar la calidad de vida” o “mejorar la efectividad del equipo gerencial” como se justificaba antes, para ser el vehículo que permite adaptarse y sobrevivir a los nuevos jugadores que nacen con un estilo adaptado a esta época y que nos pueden sacar del partido.

By | 2022-05-28T17:56:55-03:00 mayo 28th, 2022|Sin categoría|0 Comments